Stupidity, amen

7 Sep

El Medio Oriente una vez más se ha convertido en un escenario de asesinatos y guerras. ¿No es precisamente en ese área donde se desarrollaron y fundaron las tres principales religiones monoteístas? ¡Qué casualidad!
Francamente nunca vi a un gato discriminar a otro por el color de la piel (o del pelo) o algún perro matándose con otro por quién es el dios perruno verdadero que vive en los cielos. Como bien dijo Einstein: “Solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy tan seguro de la primera”. Sin dudas el genio de Einstein tenía razón en dudar ya que el universo no es infinito pero tenemos evidencia suficiente para probar que la estupidez humana efectivamente es infinita.
Las atrocidades del grupo terrorista ISIS son netamente una iniciativa religiosa. Por más que algunos países musulmanes traten de negar esta realidad, es así. De hecho, recientemente hemos visto filmaciones en donde el grupo ISIS ha convertido al islamismo por la fuerza a decenas de yazidis, quienes pertenecen a una religión ligada al zoroastrismo y viven en paz sin molestar a nadie.

El grupo terrorista Hamás recientemente ejecutó a 18 palestinos que eran sospechosos de colaborar con Israel. Por supuesto estos palestinos no tuvieron la posibilidad de un abogado o de una defensa. Se los ejecutó tan solo porque eran sospechosos. Y todo en nombre de buscar la paz y la armonía para el pueblo palestino. Basta de hipocresía por favor.
La excusa es decir que el problema son los religiosos extremistas y no la religión en sí. Lamento informarles que el problema es la religión en sí. La práctica religiosa es la que va a definir qué tan moderado o extremista una persona religiosa va a ser.
Pero los libros llamados sagrados, ya sean la Biblia o el Corán, tienen versículos en donde llevados literalmente a la práctica llevarían a cualquier persona a convertirse en un peligroso y atroz criminal. No es necesario que me ponga a escribir sobre las cruzadas o la inquisición.

Todos saben muy bien lo que ocurrió durante esos años de oscuridad y terror. El problema nace cuando gente no pensante, que no razona, que no usa la lógica y el sentido común, decide que lo que está escrito lo escribió algún dios (que nunca se presentó), y deciden hacer cumplir y llevar a cabo a la práctica aquellas barbaridades escritas por seres humanos ignorantes, crueles, violentos, sin ninguna participación divina.
La obsesión por el cielo ocurre en las tres religiones, porque no tenían la menor idea qué había más allá de las nubes que veían.

image

Queridos lectores, en los cielos ni hay dioses ni hay ángeles ni hay paraísos ni infiernos. Dejemos todas estas fantasías a aquellos que vivieron años de no entender lo que estaba pasando y la única explicación que tenían era la existencia de algo sobre natural.
Cualquier persona que considere que la Biblia o que el Corán fueron escritos por dioses son potenciales criminales. Y las consecuencias de estas creencias las podemos ver en diversos grupos cristianos que atacan constantemente a la comunidad gay, o que tratan con desprecio a otras religiones. Cualquier persona que sea moderado religiosamente, puede mañana pasar a ser un extremista. No hay garantías.

His Holiness the Dalai Lama (Photo courtesy/Photo: 360b)

El problema es la religión, y John Lennon tuvo mucha razón cuando escribió su canción “Imagine”. Imagínense un mundo sin religiones. El asesino del periodista americano James Foley resultó ser un rapero británico de 23 años que vivía muy cómodamente en Gran Bretaña y no le faltaba nada.
Sin embargo un día decidió que su dios imaginario lo llamaba a combatir en nombre del islam y sumarse a un grupo terrorista. Hay gente que insiste en tratar de convencernos que las religiones a pesar de todos los males que han hecho y siguen haciendo traen buenos ejemplos morales.
Yo les pregunto ¿cuáles? Toda la evidencia muestra todo lo contrario, ya sea abusos sexuales contra menores, persecución de otras minorías, prejuicios, división, racismo, esclavitud, matanzas, guerras y división.

Me dicen que sin embargo hay versículos en la Biblia y en el Corán que hablan de amor. Señores y señoras, el amor nació mucho antes que las escrituras religiosas. El amor es mucho más antiguo, no precisa de un dios dictador que le explique cómo hay que vivir, qué hay que comer, con quien uno puede tener sexo, qué día de la semana hay que descansar y qué puede uno pensar o no pensar.

Me hablan que los diez mandamientos son la base de la moral de la sociedad. ¿Desde cuándo es un crimen codiciar los bienes ajenos? ¿Es eso algo moral? Dentro de esos bienes aparece la mujer, como si fuera una propiedad del hombre.

Culpar a alguien por lo que piensa es la definición de totalitarismo, y la religión es totalitaria. Los cristianos dicen amar a Jesús, pero yo no he visto a nadie que haya vendido todo lo que tiene para dárselo a los pobres, empezando por el Vaticano que posee miles de millones de dólares invertidos en bancos y compañías, incluidas participaciones en la venta de armas y su propiedad está decorada en oro.

Vaticano indaga sobre acusaciones al Sodalicio. (TASR)

Por otro lado tenemos una cantidad de ultra ortodoxos judíos que realizan la circuncisión a los bebés recién nacidos succionando el pene de los mismos, con lo cual, además de lo desagradable del rito, ya hay varios casos de bebés contagiados de herpes. Estamos viviendo un momento fundamental en los avances científicos, cosmológicos, en la informática, en la medicina, en las comunicaciones y en tantos otros aspectos de nuestra vida cotidiana.

A las religiones, a todas, ya es hora de meterlas en un anticuario y que pasen a ser parte de un museo del pasado. Hasta tanto y cuanto esto no ocurra, el ser humano continuará haciéndose daño uno con los otros en nombre de la mentira más grande de toda la historia: la religión.

fanatismo religioso

Gentileza de Superduque

Anuncios

22 comentarios to “Stupidity, amen”

  1. eulalio septiembre 7, 2016 a 12:24 pm #

    Y los distintos paises, occidentales todos, muy interesados en sacar partido de eso, de formas distintas y variadas y fomentan todo eso. ¿Es casualidad que la mayor parte de los jefes del Isis hayan recibido preparación en la escuela de golpistas que hay en Panamá?
    ¿Es casualidad que la industría de armas se está poniendo las botas? Industria que 10 países occidentales.
    Si no estuvieran allí los disintos servicios secretos, los traficantes de armas, esa guerra hace tiempo que tendría que hacerse a pedradas. No es una cuestión religliosa, es muy fácil salir por ahi. Los listos están aprovechando el fanatismo y la frustración para hacer de su capa un sallo.

  2. José Luis Bárcenas septiembre 7, 2016 a 1:18 pm #

    • José Luis Bárcenas septiembre 7, 2016 a 1:26 pm #

      Nos han impactado con una nueva noticia de corrupción eclesiástica; aunque esto ya no debía llamarnos la atención, en este caso ha sido una monja, que durante décadas se dedicó a vender niños recién nacidos, que previamente robaba a sus madres, engañándolas con la noticia de que su recién nacido había muerto durante el parto.

      Si este tráfico de niños, hubiera sucedido en otros ámbitos, se hubiera descubierto inmediatamente, pero en este caso, de nuevo “con la iglesia hemos topado”, lo que pudo paralizar las investigaciones y archivar las numerosas denuncias durante años.

      Ahora, poco a poco, la iglesia va perdiendo poder y ya no le resulta tan sencillo paralizar las investigaciones, manejar a los policías y a los jueces.

      Sabía la monja muy bien elegir a sus victimas; las elegía entre mujeres con problemas (separadas, madres solteras, adictas a drogas, etc.) y también sabía amenazar en el momento adecuado, así como repartir alguna propina; pequeñísima parte de los honorarios cobrados a la familia de recibe al niño.

      La monja, actuaba en connivencia con médicos enfermeras y otros auxiliares, siendo ella la que se encargaba del trabajo más sucio; no sabemos por ahora como hacían el reparto de beneficios, que sin duda eran pingües, sobretodo por los escasos gastos que acarreaba el negocio, esperemos que tras la investigación podamos conocer los detalles con más precisión.

      La fiscalía de Madrid ha decidido investigar a sor María Gómez Valbuena por su presunta implicación en el robo de niños ; la fiscalía ha citado a declarar a la religiosa; sor María se ha negado a prestar declaración; pero ahora ha sido acusada de nuevo por detención ilegal en una de los casos denunciados en el juzgado Nº 43 de los de Madrid.

      La fiscalía está investigando entre otros casos, la denuncia de Ana María Torres; este caso es de 1.982, en ese año, Ana María era una mujer separada, una victima adecuada para sor María; la engañó y tras dar a luz en la clínica san Ramón, la religiosa le dijo a Ana María, que su pequeño había muerto; el parto había sido atendido por el doctor de esa misma clínica Doc. Eduardo Vela Vela, que también está acusado por decenas de familias del mismo delito que la monja; estamos esperando que el médico sea llamado de nuevo a declarar por la fiscalía de Madrid.

      Según los testimonios de muchas madres, había sido esta monja y este mismo médico el que las atendió en el parto y les quitó a sus hijos recién nacidos, valiéndose de todo tipo de amenazas; son 1.500 las denuncias por robo de niños en todo el estado español, la trama fue amplia y extensa, tanto en el tiempo como en el espacio.

      La fiscalía de Madrid tiene en sus manos 200 denuncias por robo de niños durante el franquismo y hasta bien entrada la democracia, desde los años 60, hasta los años 80.

      Sor María Gómez, fue durante más de treinta años la asistente social de la clínica santa Cristina, perteneciente a la maternidad pública en la calle O`Donnell; en un despacho de esta clínica, recibía la monja a los futuros padres adoptivos, que venían recomendados por la organización “Asociación española para la protección de la adopción” (AEPA) que venía avalada por el estado, por el tutelar de menores, por Caritas, mensajeros de la paz y por otras organizaciones católicas, que mandaban a la moja familias con posibles, que deseaban conseguir un bebe en adopción.

      La monja actuaba en connivencia con médicos enfermeras y otros auxiliares

      La monja, en su despacho de la clínica, elaboraba las listas para la entrega de bebés supuestamente abandonados por sus madres solteras o con otros problemas, pero lo que se ha podido saber a través de las declaraciones de madres, enfermeras, y otros empleados, es que lo que ocurría en realidad, era que una trama organizada por la monja, pero a la que pertenecían, médicos, enfermeras, abogados, notarios, taxistas, empleados de funerarias, etc. Estaban implicados y pertenecían a la trama en toda la nación.

      Estos robos se llevaban a cabo desde Bilbao hasta Granada, la trama tenía delegaciones en casi todas las provincias españolas; todas estas clínicas surtían de bebés a la moja, y ella los entregaba a cambio de que los padres adoptivos pagasen una buena cantidad de dinero y en la seguridad de que educarían a los niños en los mismos principios religiosos y eternos de la monja, de sor María.

      Sor María, tenía otras delegadas de su misma orden, “Hermanas de la caridad” en todas las provincias y clínicas implicadas, que le ayudaban en su trabajo; no importaba que fueran muchas, había dinero para todas, para la orden y todas las organizaciones religiosas implicadas.

      La monja sabía manejar toda la complejidad de aquella enorme red, sabía como manejar a las madres y a sus propios padres, que por deshacerse del problema que se les había venido encima, llegaban a pactar con la monja la entrega de sus nietos, de los hijos de sus hijas.

      Disponía sor María, de pisos de acogida para madres solteras o con otros problemas similares, también de pensiones tuteladas para estas futuras madres con problemas ; claro está que en todos estos lugares se impartía y se imponía una práctica religiosa adecuada que supervisaban las propias monjas; por todo ello, los padres de las embarazadas no dudaban en entregar a sus descarriadas hijas en las manos de tan santas mujeres, tan llenas de fe y de piedad.

      Cuando se acercaba la fecha del parto, sor María intentaba convencer a las futuras madres con todo tipo de piadosas razones, incluidos los regalos y las lisonjas de todo tipo; en el caso de que las piadosas razones no dieran resultado, la monja tenía otras armas, simplemente tras el parto, informaba a la madre de que su hijo había muerto y que el hospital correría con todos los gastos, incluido el del entierro del niño que había fallecido.

      Disponía la monja de un bebé muerto que guardaba en un congelador; este mismo niño era el que enseñaba a todas las desvalijadas madres, que se impresionaban con lo frío que estaba el cadáver.

      Mientras, la monja entregaba al niño a sus padres adoptivos, que habían satisfecho las cuantiosas tasas requeridas para el trámite, además de comprometerse a darle la adecuada educación religiosa.

      Sor María era conocida en todo el estado español e incluso en el extranjero, donde fueron a parar muchos de los niños robados y vendidos al mejor postor .

      Evidentemente todo aquello era un buen negocio; por un lado obtenían dinero para sus obras y el mantenimiento de sus santas órdenes y organizaciones; por el otro se aseguraban de tener nuevos fieles, jóvenes feligreses del futuro, “Todo un logro para la santa madre iglesia”.

  3. Superduque777 septiembre 7, 2016 a 5:31 pm #

  4. Superduque777 septiembre 7, 2016 a 5:34 pm #

  5. Papus septiembre 7, 2016 a 8:41 pm #

    De teocracia brutal a liberación socialista a pesadilla capitalista

    La revolución comunista dirigida por Mao Tsetung liberó a China en 1949. Antes de eso, a Tibet (una zona remota del oeste de China) lo gobernaba una teocracia feudal budista (dirigida por el Dalai Lama) que explotaba y oprimía salvajemente a la población. La mayor parte de la tierra cultivable era propiedad de los lamas (monjes budistas) de alto rango y la aristocracia laica. Menos de 700 de estos altos monjes y señores feudales controlaban el 93% de la tierra y riqueza.

    La mayoría de la población de las zonas rurales de Tibet eran siervos obligados a trabajar toda la vida por los altos monjes y la aristocracia. Los dueños feudales dictaban los cultivos y se apoderaban de la mayor parte de los granos, y agobiaban cada vez más de deudas a los siervos. Los sometían a trabajos forzados e impuestos onerosos, como por ejemplos impuestos a los recién nacidos. A las familias de siervos les quitaban muchas niñas para trabajar como criadas para los aristócratas y muchos niños para ser monjes en los monasterios. (Se puede encontrar informes sobre Tibet antes de 1949 en A. Tom Grunfeld, The Making of Modern Tibet, M.E. Sharpe, 1996; Anna Louise Strong, Tibetan Interviews, Peking New World Press, 1929; Michael Parenti, “Friendly Feudalims: The Tibet Myth”, 7 de julio de 2003, swans.com)

    Un 5% de los tibetanos eran esclavos (principalmente esclavos domésticos) que no tenían el derecho de sembrar para sí mismos; muchas veces los hacían trabajar o los golpeaban hasta que morían. Los monjes de bajo nivel (un 10% de la población) también eran básicamente esclavos, obligados a quedarse en los monasterios y estar al servicio de los lamas de alto nivel.

    Los señores feudales imponían el orden social con su pequeño ejército profesional y pandillas armadas. Respondían a la resistencia o hasta la falta de cooperación con castigos sádicos, como la tortura o mutilaciones como sacarle los ojos.

    La ideología reaccionaria del lamaísmo, la forma de budismo en Tibet, era clave para todo este orden social. Una creencia central del lamaísmo es que los seres humanos tienen un alma que nace y vuelve a nacer muchas veces (la reencarnación) y que la posición de una persona en el mundo la predetermina lo que él o ella hizo en una vida previa (karma). Pensaban que ser mujer, por ejemplo, era un castigo por haber pecado en una vida previa. Con tales mitos y supersticiones religiosos justificaban la extrema opresión para mantener a las masas en una posición subordinada.

    Antes de la liberación, Tibet era un lugar aislado y atrasado. No había caminos para vehículos con ruedas. La mayoría de los niños morían antes de cumplir un año. Más del 70% de la población sufría de enfermedades venéreas y 20% de viruela.

    El feudalismo en Tibet no era un paraíso terrenal gobernado por monjes benévolos en armonía pacífica, sino una pesadilla y horror para la gran mayoría. Las relaciones e ideas feudales mantenían a toda la sociedad en un estado de atraso.

  6. Papus septiembre 7, 2016 a 9:16 pm #

    DONDE ESTAN LOS TEMPLOS

  7. Sarita septiembre 8, 2016 a 12:59 am #

  8. Buhita blanca septiembre 8, 2016 a 1:27 am #

  9. Ava Gena septiembre 8, 2016 a 1:59 am #

  10. Serena septiembre 8, 2016 a 2:25 am #

  11. Superduque777 septiembre 8, 2016 a 11:45 am #

  12. Serena septiembre 11, 2016 a 10:45 pm #

  13. eulalio septiembre 15, 2016 a 10:42 pm #

    Escandalizado estoy, todo esto suena a conjura antireligiosa. Se lo voy a decir al pederastarzobispo granaino pa que inmatricule vuestros pisos, siempre que no tengan hipoteca, claro. Vanitas, vanitatis, sic semper vanitas.

  14. Genie septiembre 19, 2016 a 11:45 pm #

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: